Lab de jóvenes

10217732714_1d8c70d38f_b

Por la mañana de hoy Mauricio Vasquez nos llevo de visita a la Institución Educativa Aures (ubicado en la comuna 7 de Medellín) para que pudiéramos conversar con los actuales motores del  EduLab Aures: jóvenes próximos a recibirse y ya recibidos de la institución.

Creado bajo el paraguas de DiverTIC, programa de Medellín Ciudad Inteligente (antes Medellín Digital) en convenio con UNE EPM Telecomunicaciones y la Universidad EAFIT .  Este consorcio genera una ecología particular que se retroalimenta perfectamente para crear las condiciones de apropiación genuina entre los destinatarios finales, nada menos que jóvenes que no exceden los 15/16 años que en sus inicios (hace dos años atrás) no se imaginaban el destino de este Lab.

Con una escuela de pocos años y con una identidad marcada, ya que representa al Programa de las escuelas modelo 2020, el terreno se presentó como fértil para acercar una propuesta de innovación.

¿Quiénes participaron activamente en su creación?  El Proyecto 50 y el pregrado en Comunicación Social, a través del MediaLab y otros actores de la Universidad EAFIT se encargaron de encender la chispa y formar a los jóvenes y docentes.

La perspectiva de aproximación e incorporación de las tecnologías a las practicas cotidianas no es cualquiera, sino que se centra a través del desafío de crear contenidos propios de lenguaje sonoro, audiovisual, redes sociales, mundos virtuales y periodismo digital. Para esto se generaron talleres y se construyeron ambientes de alta disposición tecnológica.

Luego de dos años y a partir de esta visita se pudieron hacer algunos balances sobre los alcances y proyecciones. Para ello nos esperaron un grupo de jóvenes que habían escogido a un vocero para que oriente la visita digital.

Con un sitio, canal de Youtube, combo de noticieros, club de fotografía , programas de radio propios además de la presencia en las redes sociales, los contenidos son producciones creativas y originales que no solo hablan de las novedades recientes en el mundo (bajo un tamiz de los intereses del colectivo y con un estilo crítico particular) sino también recuperan las voces locales buscando crear puentes con la comunidad.

Uno de los logros más ponderados, fue la creación de un video musical en los que participaron bailarines de breackdance, cantantes de hip hop, entre otros artistas populares del barrio. Todos confluyeron en un escenario: la escuela.

En esta línea motivada por el MediaLab EAFIT de apropiación creativa de las tecnologías es que los limites entre el espacio escolar y local se difunden, el presente en la escuela se proyecta en el deseo de continuar construyendo un futuro, y el tiempo de ocio se reconfigura en la pasión por crear/comunicar con los diferentes medios expresivos.

En cada producción subyace una plataforma diferente, softwares específicos y aplicaciones que se conjugan armónicamente para alcanzar el resultado.

¿Qué les aporta este espacio para las materias escolares? Casi al unísono respondieron la mejora en las materias de literatura en cuestiones de ortografía (que siempre son una preocupación para los docentes) y en la escritura en sus diferentes estilos, pero por sobre todo la necesidad de mantenerse informados todo el tiempo como parte de un compromiso con su publico.

Sorprendía notar en la voz de este grupo la seguridad en los procesos creativos, la facilidad de configurar un proyecto y dividir tareas para su construcción. Todo parece fluir en un loop de entusiasmo, sin embargo pronto se estarán yendo de la escuela por lo que la pretensión es dejar listo un nuevo semillero de jóvenes para que puedan asumir las tareas.

Un Lab de jóvenes que mucho tiene que enseñar a otros Labs.