Videocreaciones: entre netbooks, bienales y curadurías

DSC_2464

Un taller que inicia a partir de una pregunta ¿existe actualmente una redefinición/desdefinición del rol del espectador y del realizador en el campo audiovisual? Esta inquietud va acompañada de una hipótesis que oficia de la punta del ovillo para desentramar: el acceso masivo a diferentes dispositivos tecnológicos permiten la construcción semi industrial de producciones a baja escala, lo que nos plantea líneas porosas, difusas y una constante configuración de roles y escenarios.

Además de los dispositivos digitales, como celulares, tabletas, netbooks, las diversas plataformas virtuales permiten nuevas formas de creación y distribución. En esta línea uno de los casos paradigmáticos es la Bienal de Youtube, una propuesta que invita a participar a cualquier usuario (con o sin conocimientos específicos en relación al vídeoarte) a presentar vídeos que tengan como condición ser originales, sorprendentes con historias interesantes o imágenes innovadoras.  En otras palabras, vídeos que debatan, discutan, prueben, experimenten y eleven el vídeo en todas las formas posibles, independientemente del género, técnica y presupuesto.¿Cuál fue el resultado de esta convocatoria? 23.000 vídeos de todo el mundo y una selección de 25, entre los más destacados se encuentran: NotebookThe Huber experiments, SeaweedMoonwalkWonderland Mafia. La iniciativa no solo puso en juego nuevos formatos de producción y creación, sino también puso en jaque a los criterios de selección, a la conformación de jurados y al ejercicio de curaduría.

Cabe mencionar que esto fue posible gracias a la alianza de Youtube con el museo de Guggenheim, lo que permitió  experimentar hibridaciones entre lo nuevo y lo viejo, innovaciones en formatos virtuales y presenciales, etc., a partir de una propuesta que busco expandir los horizontes de las denominaciones tanto del videoarte, como de los procesos creativos y fenómenos vinculados a la cultura digital como lo que suponen los nuevos modos de producción, distribución y creación en línea.

¿Qué miramos en las pantallas? ¿cuáles son nuestros consumos? ¿creamos y alimentamos el repertorio cultural? ¿dónde, cómo y cuándo realizamos vídeocreaciones? ¿qué es está nueva definición?

Con este espíritu se inicio el 20 de julio el taller “Veo, veo ¿qué ves?” en ConectarLab. como un espacio abierto a la comunidad para el debate, la experimentación, la acción y el encuentro entre diferentes actores. Con esta convocatoria los perfiles de los participantes fueron variados: desde fotógrafos, críticos de arte, videorealizadores, hasta profesores de química y de danzas.

En una dinámica lúdica, se buscó deconstruir criterios curatoriales para abordar el complejo entramado de la cultura visual y de las prácticas y consumos culturales a través de las pantallas. Otro punto importante fue un recorrido por el trabajo de diferentes precursores, tales como McLarenGondrySpike Jonze,MK12, entre otros.

El visionado de diferentes producciones, posterior debate y conceptualización, ayudaron a arribar a ideas inspiradoras para la última actividad. Los materiales compartidos fueron descargados de Youtube, con el fin de explorar el material que esta disponible en este gran archivo audiovisual en línea.

¿Cómo es crear y trabajar con otros? Con base en la idea de DIWO (Do it with others), los participantes realizaron diferentes ejercicios con las netbooks de Conectar Igualdad, en particular utilizando software de grabación y edición de imágenes y sonidos.

Composiciones novedosas y divertidas, con elementos y técnicas que buscaron explorar texturas y generar sensaciones y relatos, fueron el resultado de los diferentes grupos que pudieron conversar e intercambiar miradas y habilidades en relación a la producción de vídeos, con criterios y sentidos que enriquezcan a la experimentación estética.

“Veo, veo ¿qué ves?” una propuesta para problematizar los modos de ver, crear y compartir en la cultura digital. Un primer taller a cargo de Pablo Boido y Melina Masnatta, integrantes de ConectarLab., que dió inicio a diferentes propuestas para las vacaciones de invierno.

Enlaces de interés

Artículo publicado originalmente en el blog de Conectar Lab.