El diseño de una agenda de la EaD

1024px-Donald_Judd_Concrete_Blocks

¿Qué está sucediendo en las modalidades de educación a distancia en Argentina? ¿Cuáles son las preocupaciones, propuestas y experiencias destacadas? ¿Y los resultados de los recorridos e investigaciones?

Durante los días 14 y 15 de marzo se dieron cita para buscar responder a estos interrogantes, diferentes cátedras y equipos de trabajo en las I Jornadas sobre experiencias e investigación en educación a distancia (EaD) y tecnología educativa, organizadas por la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y en particular por el Programa de Educación a Distancia (PROED).

La modalidad a distancia desde sus inicios contó con el desafío de la democratización en el acceso a propuestas educativas, y a su vez con la necesidad de sortear los prejuicios en relación a la legitimidad de sus acreditaciones.

La Dra. Hebe Roig dio inició al encuentro problematizando los alcances y limitaciones en este horizonte, y motivando a los presentes a considerar a la EaD como aquella que ya cumplió la mayoría de edad, por lo que debía ser tratada como tal.

Con tono reflexivo las mesas de trabajo se convirtieron en espacios para la convergencia de inquietudes y experiencias, en dónde se analizó desde la preocupación por redefinir prácticas de los últimos años, hasta la búsqueda por crear espacios de formación del profesorado propios de la modalidad.

Durante los dos días se presentaron docentes que diseñan sus propios materiales digitales y experimentan con entornos y aplicaciones, así como también etnografías de experiencias en aulas virtuales o propuestas adaptadas para las tecnologías móviles.

En esta diversidad de búsquedas por innovar, algunas preguntas cobraron fuerza: ¿cómo evaluar con las nuevas herramientas? ¿cómo cambian las interacciones entre docentes y estudiantes en entornos digitales? ¿el uso de simulaciones y otras aplicaciones generan aprendizajes genuinos? ¿las disciplinas cobran una identidad particular con la modalidad?

Y en todas estas preguntas, subyacía una idea: ¿hay que virtualizar toda la enseñanza? Con una mirada de cautela, los participantes traían en sus experiencias interesantes resultados, pero en los que siempre estaba presente un fuerte compromiso por responder a las necesidades de ese Otro que se encuentra detrás de la pantalla, en un aula virtual o en un grupo de una red social.

Una de las novedades que dan cuenta de las últimas tendencias, es que para presentar programas y proyectos de la modalidad, participaron no solo docentes sino también estudiantes que relataron el involucramiento activo en los procesos de diseño implementación.

Como por ejemplo la cátedra de Biomecánica de la UNC con el uso de software libre para el estudio de la marcha humana, o la cátedra de Educación a distancia de FFyL UBA con la experiencia del “Taller de las ideas” en las que se utilizaron redes y otras tecnologías para su realización.

En el cierre la Dra. Mónica Gallino enfatizó sobre la importancia de tener presente la búsqueda por incentivar el deseo y la pasión por el pensamiento en los estudiantes, trascendiendo todo soporte tecnológico. Como una brújula a considerar para los tiempos que corren.

La agenda de la EaD se encuentra abierta y en construcción. Sin ir más lejos y coincidiendo con el cierre de la Jornada, se inauguró en otro pabellón de la UNC la muestra de arte, ciencia y tecnología CuatroCiencia, que presentaba interesantes encuentros y traducciones entre estos campos del conocimiento. Quizás otra pista para que se pueda pensar en estas definiciones de la modalidad.

Para ver más imágenes de las Jornadas sobre experiencias e investigación en educación a distancia (EaD) y tecnología educativa, hacé clic acá.

Artículo publicado originalmente en el blog Caminando Sobre Tiza