El cuerpo expandido

Su-Wen-Chi-of-YiLab-LOOP-ME-2009-photo-by-Chen-Yo-Wei.-Courtesy-of-the-artist

Sobre experimentaciones tecnoestéticas con el movimiento

¿El movimiento puede ser programado? Pantallas táctiles de tabletas y celulares, videojuegos y dispositivos que nos proponen jugar con todo el cuerpo, son tan solo algunos de los ejemplos sobre los diferentes cruces cotidianos con tecnologías en los que el movimiento del usuario cobra un particular sentido, por lo que pensar en los vínculos con la programación no es nada absurdo.

En este horizonte resulta interesante indagar en los desarrollos que vienen sucediendo en campos como los del arte, para conocer los debates y avances al respecto. Con esta intención es que el equipo de ConectarLab., concurrió al taller intensivo de composición coreográfica con tecnología digital interactiva, realizado por el equipo de investigación InTAD del IUNA.

Durante casi una semana, músicos, bailarines, coreógrafos, especialistas en medios audiovisuales y programadores trabajaron sobre el software Isadora, como un caso paradigmático en relación a la indagación de las posibilidades del movimiento con la tecnología.

Este entorno de programación gráfica, proporciona un control interactivo sobre los medios digitales utilizando por ejemplo imágenes, sonidos y videos con captura en tiempo real para editarlos y manipularlos en vivo, es decir que se diferencia de otros que cuentan con elementos de posproducción.

Creado por el artista multimedial y compositor musical Mark Coniglio en 2001, este programa es similar a otros como Pure Data (Pd), ya que conforma un sistema que puede asociarse e interactuar con otros objetos o sistemas dentro del mismo software o que sean externos a este.

Isadora es un programa propietario, pero se puede bajar una versión gratuita que tiene variadas posibilidades, incluso su uso a fomentado la creación de una comunidad internacional que comparte conocimiento, librerías y aplicaciones a través de foros.

Este sistema interactivo en tiempo real, permite utilizar diferentes tipos de sensores (de movimiento, infrarrojos, etc.) para recopilar información del movimiento y generar perfomances artísticas y desarrollos visuales como VJ, coreografías, instalaciones y variadas propuestas de arte interactivo.

En este sentido el usuario, a través de su intervención con el cuerpo modifica, crea y altera el desarrollo de la perfomance, por lo que cobra un sentido único y particular, fusionándose con este sistema.

A medida que se van explorando sus posibilidades, se generan diversas inquietudes y redefiniciones de nociones complejas como interactividad e inmersión en una experiencia vivencial, en la que se funden relatos poéticos a través del arte del movimiento y sintaxis matemáticas a partir de la programación.

Sin embargo, la materia prima por excelencia es el cuerpo y la búsqueda por indagar en sus limites y posibilidades, a partir de la materialidad que imprime la biología y los componentes temporales, y su encuentro con una existencia digital que propone Isadora ¿Qué percepciones y sensaciones se generan? ¿el cuerpo físico se expande y altera significados que lo definen? ¿se puede pensar entonces en un cuerpo híbrido?

Martínez Pimentel (2008) menciona que este cuerpo híbrido podría tener tres derivaciones o formatos: el cuerpo virtual, el cuerpo mezclado y el cuerpo interactivo. Este es tan solo un ejemplo de los conceptos en constante mutación, que se amplían con diversos recursos lumínicos, auditivos , etc., y con la asociación a variadas interfaces con Isadora, como tabletas con aplicaciones de protocolo MIDI o OSC.

Para Coniglio, lo que distingue a Isadora de otros programas es que gracias a su interfaz es fácil de aprender a utilizar, ya que además utiliza metáforas que interpelan a las artes escénicas, promoviendo variados desarrollos creativos.

Desde ConectarLab. se están realizando investigaciones y diseños vinculados a los espacios de aprendizaje del futuro, que interpelan dinámicas y usos de las tecnologías, así como también en relación a narraciones transmediáticas interactivas, entre otras búsquedas de innovación y experimentación que van en este horizonte.

Existen también trabajos conjuntos con MediaLab EAFIT en relación al cuerpo como interfaz, una razón más por lo que se propone indagar en propuestas que abonen estas líneas de trabajo.

Con este objetivo, el equipo de investigación de tecnología aplicada a la danza visitará al equipo de ConectarLab. para conversar sobre las diferentes posibilidades, estado del arte y proyecciones en relación a programas como Isadora.

Enlaces de interés

Artículo publicado originalmente en el blog de Conectar Lab

Deja un comentario